Acusados de comida minimalista en nuestro restaurante

El otro día vino a nuestro restaurante un crítico gastronómico muy reconocido y nosotros estábamos muy contentos por poder atenderle. Nuestro chef se encargó de prepararle los mejores platos que teníamos en la carta y, después de vivir algunos minutos de incertidumbre, el crítico nos acabó reconociendo que nuestro restaurante era muy bueno.

Sin embargo el problema vino en el momento en el que leímos la crítica en el periódico: al parecer, a pesar de que el crítico nos daba una buena valoración, se quejaba de que la comida era minimalista; es decir, que era demasiado pequeña.

En concreto se refería a un plato de salmón y trufa que, según palabras textuales “tiene una presentación inmejorable y un aspecto que nos dice que nos lo comamos nada más verlo. Sin embargo, a la hora de probarlo hay tan poca cantidad que no llega a explotar en tu boca como debería hacer”.

Hemos encajado la crítica con dignidad y ya nos estamos encargando de poder corregir la situación. Hemos dado un pequeño “giro de tuerca” a ese plato con el objetivo de hacerlo mucho más cuantioso. No sabemos cuándo volverá el crítico o si lo hará… en cualquier caso estamos preparados para ello.

Leave a Reply